lunes, 16 de abril de 2012

Toors, el que tiene miedo de seguir creciendo...



Asumiendo que ustedes, queridos lectores, sean mas o menos de mi edad (cumplí 21 hace casi un mes) quería preguntar: recuerdan los nervios que sentían cuando iban a terminar la universidad? Esa sensación de que todo emìeza a ir demasiado rápido y que para determinado mes ya no estaré de vacaciones si no siendo un recién egresado más a la espera de un trabajo.

Dejando de lado mi miedo por envejecer (Irónico que hace 2 años moría por tener 27 para poder tener edad suficiente para quedarme con alguien y que ahora no quiera que vuelva a llegar el 31 de marzo) qué pasa con la incertidumbre de no saber qué vas a hacer con el resto de tu vida?

Sé que llegando diciembre tendré que empezar a hacerme responsable de mi mismo (adios Jeremy Scott temporada tras temporada) y me da miedo no encontrar un trabajo pronto, pero lo que más miedo me da, y espero no ofender a nadie, es convertirme en uno de esos adultos que poco a poco van dejando que los sueños que tenían y las ganas de comerse al mundo se vayan cubriendo de una espesa capa de polvo mientras día a día llevan una vida rutinaria con horario de oficina de 9 a 6 y terminan convirtiéndose en hombres grises, sí, como los de la novela de Michael Ende.

Qué haces con esas cosas que aún no tenías capital para cumplir y que ahora que lo tienes ya no tienes tiempo para hacerlo?
Mudarme a Brasil es una de mis prioridades, pero quién puede mudarse a una ciudad como Sao Paulo sin tener el sustento económico de alguien que lleva años trabajando? Ahora, quién a sus 35 va a querer mudarse a una ciudad donde todo sería incertidumbre?? Verdad que no estoy loco al preocuparme por dejar mis sueños de lado cuando sea más grande?

Ahora puedo darme el lujo de pasar tarde enteras leyendo y preocuparme por las tareas en la madrugada, cosa que parece muy común entre los diseñadore, pero qué va a pasar el día en el que ya deje de ser cosa de veinteañeros jugar a ser responsable y tenga que empezar a ganar el dinero necesario para llevar una vida a la que me tienen acostumbrado mis papás o incluso mejor?

Y que pasa si con el paso del tiempo me convierto en uno de esos "forever young" que actualmente me causan tanto conflico cuando salgo de antro y les veo arrugas más profundas que el Cañón del sumidero?

Realmente me da demasiado miedo aceptar que eventualmente me volveré adulto (adulto de verdad, no adulto legal) y que entonces tendré que tomar las riendas de mi vida, que lo que estoy haciendo desde ahora solo tendrá consecuencias para mí y que es mejor empezar de una vez a forjarme el futuro que quiero para mí.

Alguien por favor lléveme a Nunca Jamás o mande a Casiopea para que venga a guiarme.

1 comentario:

CESAR ZAMUDIO dijo...

Deja que tengas tu primer trabajo, cuanto inicien las responsabilidades economicas fuertes (casa, auto, viajes, seguro de gastos medicos, etc. etc)... ahi si empieza uno a cuestionarse.